Las fuerzas del orden

by David Verge

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

    Para descarga gratuita: click en BUY NOW y 0 € como precio

      name your price

     

  • Record/Vinyl + Digital Album

    Edición limitada en vinilo transparente "ultra clear".
    10 € + gastos de envío (2.95 € nacional)
    (Para tiradas en cd, contactar por email)

    Includes unlimited streaming of Las fuerzas del orden via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 7 days

      €10 EUR or more 

     

1.
2.
3.
04:50
4.
5.
6.
7.
8.
05:16
9.

credits

released September 15, 2016

David Verge: guitarra acústica, guitarra eléctrica, teclado, voz.
Jamie R. Green: guitarra eléctrica, guitarra acústica, coros.
Miguel Rueda: bajo.
Pablo González: batería, percusiones, guitarra acústica, palmas, coros.

Todas las canciones escritas por David Verge.

Grabado y mezclado por Juan Pedro Miranda en Input Studios (Madrid), entre octubre y noviembre de 2015.
Masterizado por Pablo Sánchez en Producciones Peligrosas (Granada).

Diseño: José Luengo.
Fotos: Juande Jiménez.

Contacto: dvl.music.contact@gmail.com
www.facebook.com/davidvergeysushistorias/

tags

license

all rights reserved

about

David Verge Málaga, Spain

contact / help

Contact David Verge

Streaming and
Download help

Track Name: Acordes menores
El vaso vacío otra vez,
ni siquiera hay dudas para entretener.
Estás viendo en la televisión
el estreno de otro programa de humor,
y los quieres matar
y le quitas la voz
y las risas aún siguen
en tu interior.

El día que entraste
en la habitación
me pillaste en acordes menores, sin voz,
y el mundo paró
en otra canción
que nos suena…
y nos suena.

Te juro que voy
a sacarte de aquí,
pagaré con mi sangre los años y al fin
la ermita en las alturas
nos acogerá,
y la cruz del silencio nos bendecirá
y aunque ese día aún esté por llegar,
ya lo siento…
Puedo verlo.
Track Name: Torres vigía
Conduciendo solo,
sin destino,
deslumbrándome el mar,
puede que me acechen
más peligros
que las olas traerán.
La resaca de los siglos
es la de un domingo
en el sofá.
Vienes en un barco enemigo
sin ánimo de conquistar

Va surcando mi sangre
un mal galeón,
premio de un perdedor.
Un navío que busca
un amarre y no
se divisa con sol.

La torre vigía
ha perdido
con el tiempo utilidad.
¿Quién vigila ciego
el infinito
cuando no hay qué preservar?
Hoy has vuelto tu mirada
hacia el sitio
que hay que vigilar.
Yo he mirado, en cambio, hacia el cielo
y he visto el suelo en su lugar.

Va surcando mi sangre
un mal galeón,
premio de un perdedor.
Será esa la ruta
que un día buscó,
se hundirá por amor.

No hay faro en la memoria
que ilumine mi voz,
si no estás a mi lado
combatiendo el dolor.
Luchando en minoría
nos sofoca el calor,
seré torre vigía
en la misma canción.
Track Name: Grabiel
Ésta es la historia de un ser rural, sin nada que objetar,
otra estatua en la plaza, desgastada por su humanidad.
Los barrotes de la jaula le confieren la seguridad,
la certeza de lo conocido siempre le alimentará.

Gente corriente
en subconjuntos de la realidad,
muerte viviente
al practicar la buena vecindad.

Traspasar los límites de ese término municipal,
asomarse al abismo, el fin del mundo lo recibirá
como a un Anaximandro, el universo espera mas allá,
se despide de los suyos, argonauta de la libertad.

Gente corriente
en subconjuntos de la realidad,
muerte viviente
en el cultivo del saber estar.

Se ahogará el deseo al llegar al puerto,
cerrará los ojos, volverá al desierto.
Noche de los tiempos sobre un coche viejo,
en el calendario, ya no hay secretos.
Se ahogará el deseo.
Se ahogará el deseo.
Se ahogará el deseo.
Track Name: El bote de remos
Combatiendo la sed
propia del naufragar,
¿cuántos días remé?
y en tu rostro, la sal
toma formas en él
que sabré interpretar,
son el rumbo a seguir,
mi eterna señal.

Cuando el barco se hundió,
conseguimos llegar
a este bote de remos tan viejo.
Si las fuerzas se van,
sabré dónde buscar,
achicando las aguas del miedo.

Se hace duro dormir,
¿cuántas noches van ya?
Un colchón de humedad
nos arrastra.
Nos turnamos así
en la estabilidad
de este bote que ya hace agua.

Esto no es el final,
lograremos llegar,
no puedo concebir ahogarme.
Si ya estamos aquí,
no se puede acabar,
en la orilla encallan los males.

A lo lejos se ve
algo que puede ser
un refugio al norte del faro.
No sé ya qué creer,
esta luz ya no es
la que nos ha cegado este tiempo.

Cuando el barco se hundió,
conseguimos llegar
a este bote de remos tan viejo.
Si las fuerzas se van,
sabré dónde buscar,
sorteando las olas del tiempo.
Track Name: Esclavo (de mi libertad)
Otra noche que he perdido
mi noción de realidad,
buceando entre personas
sin aire que respirar.
Encontrando tu mirada
en cada esquina del local,
se abren todas las heridas,
muerte van a supurar.

Tu sonrisa es una raja
que alguien le acuchilló
al vientre de mi alegría,
que algún día anidó
las entrañas de mi vida,
manteniendo el calor
del fuego que tú encendiste,
lumbre de mi corazón.

¿Cómo quieres comprenderlo
si no tienes que perder?
No puedo compadecerme
si no permanezco en pie.
¿No es bastante sacrificio
arrancar por ti mi piel,
hacerte unos guantes,
que en tus manos siempre esté?

No te acerques, te contagiarás
de los versos de mi enfermedad.
Las cadenas no me pesan ya,
soy esclavo de mi libertad.
No me riñas, no puedo cambiar,
este río se irá hacia el mar.
En los campos se le oye cantar:
“soy esclavo de mi libertad”.
Track Name: Edificio Negro
Llueve poco en mi ciudad,
pero al verte se desata
el Diluvio Universal.

Esta agua limpiará
una pena que se encharca,
mi tatuada soledad.

Flota la conversación,
el pasado da la cara,
tiene el rostro de tu voz.

Me darás para cenar
carne cruda y un motivo,
digestiones sin piedad.

En la cama encontraré
carne cruda y un sentido,
corazones del revés.

¿Será en este amanecer,
que nos ciega y no calienta,
cuando encuentre al fin la fe?

Las palabras traen la cura
al concilio en las alturas,
santidad de andar por casa,
en el salón, una ventana
con razones nos enmarca
la pared recién pintada,
que era negra y ahora es blanca,
construcciones que se aclaran.

Las palabras traen la cura
al concilio en las alturas,
santidad de andar por casa,
en el salón, una ventana
con razones nos enmarca
la pared recién pintada,
que era negra y ahora es blanca,
construcciones que se aclaran.
Track Name: El residencial
Gritan ya los niños en el césped del residencial,
sólo es el principio, no hay verdades aún que silenciar.
Es el ritmo de la humanidad,
lo que duele la felicidad
de estar
aquí,
en paz,
y así
soñar
que estás
aquí.

En la pista dos vecinos luchan por atestiguar
que hay victoria en sus vidas fracasando los demás.
Las mujeres hablan sin parar,
hace años que repiten ya
lo mismo
que
un día
fue
real
y hoy
no es.

Hoy me he asomado a la piscina y he podido ver
mi reflejo, y su sonrisa no es la mía, créeme.
Tú siempre querías bucear,
en el fondo no se está tan mal.
Cerca de la casa están haciendo otro residencial,
ruido y polvo anuncian el comienzo de otro final.
Es el ritmo de la humanidad,
lo que duele la felicidad
de estar
aquí,
en paz,
y así
soñar
que estás
aquí.
Track Name: Los motivos
Si sonrío poco, mi amor,
si sonrío poco, mi amor,
es porque un día pensé
en si no te vuelvo a ver.

Yo no quiero hablarte de más,
mis palabras han de brillar,
cuando llegue la oscuridad
por ti van a iluminar.

Y si compro discos, mi amor,
y si compro libros, mi amor,
es para saber lo que hacer
al tenerme a tus pies.

Si por ti tengo que matar,
mataré hasta a mi voluntad:
una orden tuya será
mi alimento y maná.


No te vayas a enfadar,
por ti siempre voy a cambiar,
mutación continua traerá
que vuelva a ser igual.

Y si dudo mucho, mi amor,
y si dudo mucho, mi amor,
no estoy ya seguro cómo
protegerte del horror.
Track Name: Todo va a ir bien
Si se te queman las tostadas
al desayunar,
no delires porque
pronto todo va a ir bien.

Si cuando vas a trabajar
piensas: “esto es el final”,
no te hundas porque
pronto todo va a ir bien.

Tu ordenador, aun siendo un Mac,
tarda mucho en arrancar.
No te enfades, mujer,
formatea y ya irá bien.

Si a la hora de la siesta
te llama Movistar,
no le insultes, mujer,
duerme, pronto va a ir bien.

Y si un poco después
te llama tu madre
y te cuenta que...
no le cuelgues, sé fuerte,
pronto va a ir bien.

Y a la puerta llamará
un testigo de Jehová,
tú sonríe y ten fe,
pronto todo va a ir bien.

Cuando te vayas a acostar
y no haya nadie más,
piensa que volveré,
pronto todo va a ir bien.